Empatía: una palabra, muchos sentimientos

Los seres humanos somos sociales por naturaleza, es normal que día a día compartamos con las personas que nos rodean, nos gusta contar experiencias, compartir nuestras opiniones, gustos, logros entre muchas otras cosas. La mayoría de nosotros tratamos cada día de ser mejores, a nivel personal y social, pero hay momentos en que decimos cosas o actuamos de tal forma que afecta a los demás, y no nos damos cuenta.

En este mes de reflexión, te damos algunos consejos para que practiquemos la empatía:

  • Es importante ponernos en los zapatos del otro, esta frase puede parecer un cliché, pero cuando entendemos realmente lo que significa, comprendemos que no hay mejor forma de decirlo, es difícil sentir lo que el otro siente, lo que podemos hacer es pensar en lo que nos hace daño a nosotros, eso que no quisiéramos que nos hicieran, y seguramente eso sea lo que le haga daño a los demás también.

 

  • Aprendamos a realizar críticas constructivas, evitemos hacer comentarios negativos respecto a la vida de alguien, sobre todo porque no sabemos las razones de sus decisiones, ni su historia o costumbres; entendamos que realmente no sabemos nada de esa persona, el hecho de que sea nuestro amigo o incluso nuestra pareja no nos otorga el derecho de invadir su burbuja personal, solo conocemos lo que nos dejan ver.

 

  • Más halagos y menos ofensas, si te detienes a pensar un segundo en las cosas negativas que te han dicho a lo largo de tu vida, te encontrarás con comentarios de muchos años atrás, pero posiblemente esa persona que te dijo eso, haya olvidado ese comentario minutos después de decirlo, ten esto en cuenta cuando estés a punto de decirle algo ofensivo a alguien.

 

  • Pide perdón, y perdona, es un hecho que nadie es perfecto, y por si no te has dado cuenta, tú tampoco lo eres; pedir perdón es el gesto de valentía más grande y honesto, es comprender que nos equivocamos y que, aunque no podamos volver el tiempo atrás, podemos hacer que el daño que causamos sea más llevadero. Por otro lado, perdonar es aún más importante, a nivel personal es liberarte, limpiar tú corazón y genera espacio para emociones positivas.

 

  • Entender que todos somos diferentes, aceptar la diferencia es una buena forma de evitar hacer comentarios negativos hacia los demás, no veamos nuestras diferencias como algo malo, aprendamos a ver el mundo desde muchos ojos, la diversidad nos hace únicos, cada uno de nosotros tiene algo diferente que aportarle a la sociedad, regalemos lo mejor de nosotros. No tienes que estar de acuerdo con todos, es solo cuestión de mantener tu punto de vista en armonía con el de los demás.

 

  • Y, sobre todo, amarnos a nosotros mismos para aprender a amar a los demás, esta es otra frase de esas que son tan comunes que olvidamos lo que realmente significa, no pretendamos conocer a los demás si no nos conocemos a nosotros mismos, ¿cómo podemos saber lo que le hace daño al otro, si no sabemos lo que nos hace daño a nosotros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *