20 de julio, la verdadera fiesta nacional

La Selección Colombiana de fútbol enfrenta un partido internacional y el sentimiento patriótico se hace más vívido para millones de colombianos con los momentos de satisfacción que dan los triunfos, nos sentimos “muy colombianos” cantamos el himno nacional con la mano en el corazón y ondeamos con orgullo nuestra bandera.

El 20 de julio en algunas de nuestras casas izan la bandera, y algunos comentan: “¿y en esa casa porque pusieron la bandera, si hoy no hay partido?”  Pues bien, en esa fecha se celebra uno de los acontecimientos más importantes en la historia de nuestro país, porque fue el inicio del proceso de Independencia de Colombia, lo que nos permite ser considerados en la actualidad como una nación libre, soberana e independiente.

¿Qué ocurrió? En julio de 1810 el ambiente en la Nueva Granada, era de descontento, pues en España (la metrópoli) el rey Fernando VII había sido apresado por Napoleón Bonaparte (Francia), y los españoles habían conformado juntas autónomas locales con  pocos representantes de las colonias americanas, para reconocer el gobierno del rey. Además, los criollos eran considerados ciudadanos de segunda clase,  y no gozaban de los mismos derechos de los peninsulares, por lo que los criollos buscaban un pretexto para manifestar dicho descontento y en reuniones en donde participaron entre otros Camilo Torres y Francisco José de Caldas decidieron propiciar una revuelta, un viernes día de mercado donde había campesinos, indios, mucha gente y fue cuando los hermanos criollos Francisco de Paula y Antonio Morales Gálvis fueron a la casa del español José González Llorente, dueño de un almacén, a que les prestara un florero para adornar una mesa en que se serviría un banquete a don Antonio Villavicencio, comisario del rey que llegaba a Santa Fe de Bogotá. Aunque el señor Llorente se negó a prestarlo, lo hizo en forma amable, pero como se refirió a los criollos en forma displicente, los hermanos Morales, salieron del almacén gritando que el señor Llorente insultaba a los criollos y fue así como se detonó el alzamiento en Santa Fe; el pueblo se enfureció y estos le dieron una paliza, y se organizó una Junta Suprema de Gobierno del Nuevo Reino de Granada, dirigida por los Criollos, que llevó a declarar Cabildo Abierto, a deponer al Virrey y a suscribir un Acta de Independencia, replicada en otras capitales y en las provincias.

En otras ciudades empezaron a aparecer juntas que no buscaban independencia sino autonomía con respecto a España. Pero los criollos se dieron cuenta que podían gobernarse solos, sin intervención de la corona y terminaron por cambiar de opinión. La proclamación de independencia formal se inició en Venezuela el 5 de julio de 1811, mientras que en la Nueva Granada, debido a la división interna que sufría, se fue realizando de manera gradual, siendo Cartagena la primera provincia en proclamar la independencia el 11 de noviembre de 1811.

Aunque el 20 de julio, no fue la única revolución ni la más certera, es considerada como la fecha oficial de la independencia en nuestro país,  porque inició el proceso de luchas libertarias contra la corona española. La independencia se selló  el 7 de agosto de 1819 en la batalla de Boyacá, bajo el mando de Simón Bolívar tras una campaña que inició en mayo de 1818 en Venezuela. Así se dio paso al Congreso de Angostura y al nacimiento de la República de Colombia.

En casi todos los países del mundo, la fiesta nacional se celebra, con desfiles, bailes, conciertos; las personas visten los colores de la bandera nacional y en sus rostros reflejan el amor a la patria; en Colombia deberíamos empezar a tomar conciencia nacionalista, y sentirnos colombianos no sólo en los partidos de fútbol y en las carreras ciclísticas, sino en cada una de las actividades que realizamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *