Las ventajas de leer

La escritura, es una de las formas más antiguas de comunicación. Desde tiempos inmemorables, las personas han usado la escritura para describir su entorno, consignar sus estudios o descubrimientos, comunicar noticias o hechos importantes y sobre todo, para guardar las historias que crean con la imaginación. Gracias a la escritura, hoy podemos saber cómo se vivía hace cientos de años y no tenemos que volver a inventar lo que ya se inventó en épocas atrás. Pero de nada sirve la escritura, si no existe la lectura. Leer es una de las actividades más importantes (y placenteras) del ser humano: nos permite trascender fronteras, llegar a mundos nunca antes imaginados, conocer miles de opiniones y a miles de personas, aprender, soñar, llorar, reír y vivir. Como dijo el nobel de literatura Mario Vargas Llosa: “leer nos hace libres”.

En el artículo de hoy, hablaremos sobre las ventajas que tiene la lectura en nuestra vida y algunos consejos para inculcar este hábito en los niños.

 

Potencia y mejora la imaginación

Cuando solo vemos televisión o pasamos todo nuestro tiempo frente a la pantalla del computador o del celular, no le dejamos nada a la imaginación. Leer potencia muchísimo la imaginación, pues a medida que vamos leyendo, nuestro cerebro va convirtiendo en imágenes las letras que pasan por nuestros ojos, y lo mejor es que son imágenes “personalizadas”, pues así dos personas estén leyendo el mismo libro, nunca se lo imaginarán de igual manera. Además de potenciar la imaginación, la lectura también nos ayuda a desarrollar la creatividad, “habilidad que nos ayuda solucionar problemas de forma efectiva”.

 

Viajamos gratis a mundos desconocidos

¿Quién dijo que no era posible ir a otra galaxia? Claro que es posible y sin gastar un solo peso. Leer es como una máquina del tiempo o una nave mágica que nos permite conocer muchos lugares, que bien existen o que son inventados por el autor de lo que estamos leyendo. También conocemos a muchas personas y las aprendemos a entender, cosa útil en nuestra vida diaria, pues podemos comenzar a comprender a los demás y ser mejores personas.

 

20160203-2

 

Conocemos nuevas emociones y sentimientos

Un buen escritor, es capaz de transmitir a sus lectores emociones de todo tipo, emociones y sentimientos que tal vez ni nosotros mismos conocíamos. Leer es interesante porque nos hace redescubrirnos a nosotros mismos.

 

Mejoramos nuestra escritura y ortografía

Si somos lectores constantes, mejoraremos notablemente nuestra escritura, redacción y ortografía, pues poco a poco todo lo que leemos se va quedando en nuestras neuronas, y al escribir notaremos que no es para nada complicado. Leer nos ayuda a aumentar el vocabulario, vamos adquiriendo mejores formas de redacción y la ortografía dejará de ser un problema.

 

Es bueno para nuestra salud

Leer además de divertirnos e instruirnos, es bueno para nuestro cuerpo. Por ejemplo, cuando leemos, ponemos a nuestro cerebro a entrenar, es como llevarlo a un “gimnasio mental”, pues la actividad de leer hace que este órgano realice todas sus funciones de la manera ideal. Claro que para que los resultados sean a largo plazo, debemos leer de forma constante.

Como ya lo habíamos mencionado en nuestro artículo anterior “¡Ejercita tu cerebro!”,  una de las maneras para prevenir ciertas enfermedades como el Alzheimer, es leyendo. Al leer, se estimula al cerebro de tal forma que las células del mismo se conectan y crecen.

Leer también es bueno para mejorar la memoria y la concentración y disminuir el estrés; adicional a esto, si creamos un hábito de leer por ejemplo antes de dormir, ayudaremos a mejorar nuestra higiene del sueño, y descansaremos mucho mejor en las noches.

 

Consejos para padres y docentes

Leer es una actividad excelente para personas de toda clase y de cualquier edad, pero enseñar a los niños a tomar la lectura como hábito, les traerá grandes beneficios a futuro. Si eres padre o educador, toma nota de los siguientes consejos:

– Enseña con el ejemplo. Si quieres que tu pequeño lea, debes leer tú mismo y demostrarle que es divertido. Así, el niño leerá con más confianza y con mayor curiosidad.

– Léele desde bebé. Los niños comienzan a comprender muchísimas cosas, desde antes de aprender a hablar. Si comienzas a leerle a tu hijo desde bebé, aprenderá mucho más vocabulario y le ayudarás a mejorar su concentración.

– Representa las historias. Cuando le leas a tus hijo, hazle voces diferentes y cambia el tono de tu voz para representar a los personajes o los sonidos de la historia. Así el niño estará más entretenido y comprenderá mejor el relato.

– Léele antes de dormir. Hay cientos de cuentos cortos para elegir para leerles a los niños antes de irse a la cama. Se relajará y conciliará mejor el sueño.

– Escoge lecturas de acuerdo a su edad. No busques libros demasiado complicados o demasiado sencillos. Escoge historias de acuerdo a su edad y ve subiendo el nivel de dificultad a medida que el niño va creciendo.

– Cuando aprenda a leer, regálale un libro y aliéntalo a que lo lea solito. Será un momento importante de su vida que lo hará sentir independiente, y seguramente hará que continúe por si solo con el hábito de leer durante toda su vida.

 

Sin importar la edad que tengas, lee. Llénate de conocimientos y de la sabiduría que otros tienen para contarnos. ¿Tienes algún libro para recomendarnos? ¡Cuéntanos en los comentarios cuál es tu libro favorito!

 

Fuentes:

Beneficios de leer antes de dormir – Mundo Primaria

7 beneficios de la lectura – La mente es maravillosa

10 beneficios de leer – Actitud Fem

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *