¡Llegó la hora de ejercer tu derecho al voto!

Por estos días, las instituciones educativas de todo el país están de fiesta porque celebran una de las actividades más representativas de la democracia: el derecho de elegir y ser elegido, para que se llegue al gobierno del pueblo, llamado también gobierno de las mayorías. Se eligen personero y contralor.

La Constitución Colombiana de 1991, ha servido para hacer de la escuela un nuevo escenario de convivencia, cuyos ámbitos de discusión, formación y participación logren gran impacto en las relaciones familiares y sociales.

Mediante la participación democrática, las instituciones tienen como objetivo formar estudiantes en el respeto de los Derechos Humanos, la paz y la convivencia; estudiantes que estén en capacidad de participar en la dirección de las decisiones de su propia formación, estudiantes que acepten las diferencias ideológicas, la pluralidad y el disenso, estudiantes que sean justos, solidarios y acepten al otro.

Los estudiantes han de analizar con lupa a sus candidatos y antes de votar, deben tener en cuenta que tanto el personero como el contralor deben ser personas íntegras, honestas, solidarias, cumplidoras del manual de convivencia, conocedoras de la labor que desempeñarán: el personero “defender los derechos de los estudiantes y promover los deberes de los mismos”. Y por otra parte, el contralor estudiantil tiene como propósito motivar a los jóvenes a comprender la importancia de la gestión pública en el departamento y actuar como veedor del uso transparente de los recursos de la institución educativa. Este fue creado para fines pedagógicos en la etapa de media académica.

20150224 votaciones2

Ejercer el derecho al voto es la mejor manifestación de la democracia, es demostrar el valor de los principios y la fuerza de las ideas, que nos permite elegir a la persona que mejores propuestas presente para el bien de la comunidad estudiantil.

Los candidatos a personeros y contralores presentan sus propuestas pensando en el bien común, y en actividades realizables, sin crear falsas expectativas a los electores, pues al estudiantado no se puede engañar.

La contienda electoral debe ser transparente, y cada uno de los candidatos, electores, jurados, delegados y maestros deben desempeñar con entusiasmo y rectitud el papel que les corresponda.

Dicha contienda permite que los estudiantes desarrollen una campaña electoral por el candidato de su predilección, elaborando pancartas, volantes, utilizando las diferentes redes sociales siempre manteniendo el respeto.

Los resultados serán muy positivos para los ganadores, pues representan a la mayoría pero no a la unanimidad; la minoría aceptará con dignidad el resultado, pero podrá ejercer la oposición con plenos derechos, sirviendo de veedor del cumplimiento de las promesas hechas por el personero ganador. El contralor tendrá una gran responsabilidad con la comunidad educativa y de su buen desempeño dependerá la buena marcha de la institución educativa.

Les deseamos a todas las instituciones educativas en donde ya tienen abiertas las elecciones, muchísima suerte y ¡que gane el mejor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *