Antioquia la más educada no obtiene los resultados esperados

Según el Consejo Privado de Competitividad, Antioquia ocupa el séptimo lugar en el escalafón, bajando un puesto respecto al año anterior. ¿A qué se deberá este retroceso si la administración departamental ha hecho esfuerzos en tratar de mejorar la educación en todos los niveles?
Antioquia la más educada, ha construido parques educativos, ha repartido tablets a los estudiantes, ha entregado computadores a las instituciones educativas, ha programado cursos de capacitación para maestros, pero todavía no se logran los resultados.

Para cambiar el panorama, hay que analizar otros aspectos, entre otros figuran:

• Las universidades exigen puntajes bajos para ingresar a las facultades de Educación, mientras en Medicina, y las facultades del área de la Salud exigen puntajes tan altos que ya hacen un primer filtro permitiendo que sean los “mejores” los que ingresan a esos programas. En Finlandia uno de los países con mejor educación en el mundo, la universidad exige los más altos puntajes para los futuros profesores.

• El licenciado en educación no sale preparado para servir clase en la educación básica primaria y media, pues discute sobre teorías acerca de la educación y los diferentes pedagogos, aprende sobre el área que va servir, pero desconoce por completo el pénsum de la educación básica, no aprende como se diligencian los diferentes libros, como se presenta una clase, mejor dicho llegan a una institución a improvisar.

• A los maestros no se les trata con dignidad; sus sueldos no son los mejores y el gobierno al evaluar el desempeño no lo hace con profundidad, pues solo los somete a pruebas objetivas que no aportan. El método que se emplea en la actualidad no ha servido y por lo tanto hay que cambiarlo. Se necesita una evaluación que mida realmente el trabajo de un maestro en el aula, que verifique su interacción con los estudiantes y los resultados que obtiene y así se le podría exigir y dignificar su profesión. Además al maestro le han suprimido por ley ejercer autoridad en su clase y le queda casi imposible enseñar a niños y adolescentes que nunca han sabido que es una norma, como se sigue una instrucción, y que están convencidos que el maestro está presente sólo para llevar sus caprichos.

• Los niños y adolescentes que ahora son “protegidos” por las leyes y los derechos humanos se han convertido en seres intocables, a los que no se les puede llamar la atención, ni corregir pues se les vulneran sus derechos. Estos niños son el futuro de la sociedad y necesitan disciplina, reconocimiento del otro, de la autoridad, del cumplimiento de la Constitución y así como disfrutan de derechos, tienen que cumplir con deberes. Una sociedad en donde solo “algunos” cumplen las normas no funciona.

Realizando solo unos cambios en la concepción de la educación, se obtendrían resultados diferentes, el país lleva varios años demostrando que la Educación en Colombia está mal, pero no ha podido salir de ese limbo y cada día retrocede más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *